EL INCENDIO DE LA CAÑADA FUE SOFOCADO

Después de casi once horas de labor ininterrumpida, desde la una y media de la mañana hasta el mediodía de este sábado, los Bomberos Voluntarios lograron sofocar el dantesco incendio que se produjo en la Cañada de Jeanmaire y que ayer había resultado imposible de controlar, por las condiciones medioambientales.

Veinte bomberos de los cuarteles de Devoto y La Francia, habían estado trabajando, en la tarde del viernes, en la zona sur de la Cañada de Jeammaire, en el límite de jurisdicción entre ambas localidades, tratando de sofocar un incendio de grandes dimensiones que se extendía en dos flancos de más de 5km de frente cada uno.

Por la noche, con un flanco controlado y el otro ardiendo de una manera impresionante, pero en una zona en donde sólo había pastizales, los Bomberos realizaron una pausa en la tarea. Había una tormenta que amenazaba, y se esperaba que lloviera y esto ayudara a extinguir el fuego.

Lamentablemente no fue así y los Bomberos tuvieron que regresar al lugar, alrededor de la 1:30 de la madrugada. Lo hizo una dotación del cuartel Devoto, que trabajó de infante, en las inmediaciones de la Ruta 19, porque el fuego estaba próximo y el humo provocaba inconvenientes para la visibilidad.

Anoche, desde la propia localidad de Devoto, se observaba el rojo resplandor del fuego, en el cielo e, inclusive, se percibía el olor a humo.

Hoy, al amanecer se sumaron a la tarea, una segunda dotación del cuartel Devoto y una de La Francia. Totalizaron así 16 bomberos que trabajaron de a pie, haciendo un frente a lo largo de unos 2500 metros, con mochilas, chicotes y sopladores de aire.

Tras una ardua tarea, y con la ayuda de condiciones medioambientales más favorables, lograron extinguir el fuego, alrededor de las 10:30 de la mañana, regresando a sus cuarteles recién al mediodía.

-

Volver